viernes, 22 de marzo de 2013

Películas chistosas

Hay quienes prefieren mirar películas dramáticas, históricas para conocer algún acontecimiento del pasado, de acción para ver efectos especiales, también hay quienes prefieren el suspenso, o la fantasía, o mundos irreales representados por la ciencia ficción, etc. pero otros prefieren las chistosas.

1. La vida de Brian (Life of Brian, Terry Jones 1979): es el tercer largometraje del grupo de comedia inglés Monty Python. Trata la historia de un niño que nace el mismo día que Jesucristo, y es varias veces confundido con Él. Con canciones clásicas de los Python como «Always Look On The Bright Side Of Life» (Mira siempre el lado positivo de la vida), cantada por un coro de crucificados, la película es, junto con Los caballeros de la mesa cuadrada, la más exitosa de Monty Python. La vida de Brian fue un éxito de taquilla, logrando la cuarta mayor recaudación de cualquier película en el Reino Unido en 1979, y la más alta de cualquier película británica en los Estados Unidos ese mismo año. Ha recibido críticas muy positivas, siendo considerada como "la mejor película de comedia de todos los tiempos" por varias revistas especializadas y cadenas de televisión.

2. El Gran Dictador (The Great Dictator, Charles Chaplin 1940): El gran dictador (en inglés The Great Dictator) es una película estadounidense de 1940 escrita, dirigida y protagonizada por el británico Charles Chaplin. Chaplin era el único cineasta en Hollywood que seguía realizando películas mudas cuando el sonido ya estaba plenamente implantado en el cine, y esta fue su primera película sonora y la de mayor éxito. En el momento de su estreno, Estados Unidos todavía estaba en paz con la Alemania nazi, pero la película ya era una feroz y controvertida condena contra el nazismo, el fascismo, el antisemitismo y las dictaduras en general. En la película, Chaplin define a los nazis como "hombres-máquinas, con cerebros y corazones de máquinas".Chaplin interpreta dos papeles, el del dictador Adenoid Hynkel (clara parodia de Adolf Hitler) y el del barbero judío. Este último guarda muchas similitudes con el personaje más famoso de Chaplin, el vagabundo Charlot. Aunque no se especifica si se trata de él o no, generalmente se considera que en esta película se produce la última aparición de Charlot. El largometraje recibió cinco nominaciones en la 13.ª edición de los Premios Óscar, sin embargo no ganó ninguno.

3. Una Noche en la Opera (A Night at the Opera, Sam Wood 1935): El extravagante sentido para los negocios de Groucho hace embarcar hacia Nueva York a las grandes estrellas de la Ópera de Milan, con unos polizones inesperados a bordo: Harpo y Chico. Entre los tres revolucionan el barco, organizan un escándalo en Nueva York y convierten la noche del estreno en una locura que el mundo de la ópera nunca podrá olvidar.

4. Mejor, imposible (As Good As It Gets, James L. Brooks 1997): Melvin Udall (Jack Nicholson) es un escritor de novelas románticas que vive en Nueva york y padece un trastorno obsesivo-compulsivo, algo que lo hace intratable para el resto de la sociedad y de lo que, además, él se enorgullece. Hay una persona que sí convive con él en su día a día: la camarera Carol Connelly (Helen Hunt), quien lo atiende pacientemente en el restaurante donde suele almorzar, al que él lleva siempre un juego de cubiertos desechables para no usar los mismos que han usado otras personas. El hijo de Carol padece asma crónica, y los cuidados continuos que ella debe dedicarle son un obstáculo para que ella tenga ninguna relación sentimental. Por otro lado, el vecino homosexual de Melvin, Simon Bishop (Greg Kinnear) es un prometedor artista plástico que es atacado en su propia casa, recibiendo heridas en el rostro y en una pierna. Mientras que esta hospitalizado, el agente de Simon (Cuba Gooding, Jr.) obliga a Melvin a cuidarle al perrito de su vecino, que inmediatamente se gana el afecto del obsesivo escritor. El filme llega a su clímax cuando Melvin, Carol y Simon viajan a Baltimore, a casa de los padres de este último para pedirles dinero para pagar los gastos generados por la hospitalización. Simon, además de haberse quedado sin dinero, ha perdido la inspiración y su trabajo creativo se resiente. Durante el viaje, Melvin comienza a mostrar su ácido encanto romántico con Carol, mientras que Simon descubre en ella su musa y el regreso de la inspiración artística perdida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada